jardin_suculentas_1

Las plantas suculentas son un tipo de especies tolerantes a la sequía gracias a sus gruesas y carnosas hojas, donde almacenan humedad. Esta característica las deja como una gran alternativa para tener un jardín de baja mantención.

Para diseñar este jardín es importante considerar la ubicación, tipo de suelo, nivel de humedad y qué plantas vamos a usar.

Hay dos grandes grupos de suculentas, las que han modificado sus hojas y las convierten en espinas (como los cactus) y las que mantienen sus hojas carnosas. Además, dentro de ambas categorías hay una gran variedad.

Si es primera vez que plantas suculentas, te recomendamos comenzar con las variedades de Sedum y Sempervivum ya que son fáciles de cuidar y se adaptan a lugares con pleno sol a ligeramente sombríos.

Por otro lado, mas allá de la especie que elijas, debes preocuparte de que el suelo tenga muy buen drenaje. Para lograr esto te recomendamos nuestros Compost para dar estructura y la Arena de lampa para tener buena porosidad y drenaje.

Con estos consejos lograrás jardín con diferentes texturas, formas y colores. Además del ahorro de agua que aportas a las futuras generaciones.

Te dejamos algunos tips:

  • Elige un lugar preferentemente soleado en la mañana. La mayoría de las suculentas requieren de a menos 4 horas de sol directo y les gusta descansar del calor en las tardes.
  • Asigna el lugar donde irá cada planta y márcalo para que cada una tenga el espacio que necesita.
  • Comprueba las condiciones de drenaje del suelo, aplicando riego y monitoreando si se estanca o no. Si sucede el estancamiento, puedes mejorarlo con nuestro mejorador de suelo arena de lampa y aportar estructura y nutrientes con nuestro compost.
  • Te recomendamos poner las especies más altas al final o en el centro, espaciadas entre ellas. Las más bajas entre medio para que se extiendan como cubre suelo.
  • Agrega al final una capa de 3 cm de Mulch Armony para evitar el crecimiento de malezas y mantener la humedad del suelo.

 

Estas plantas requieren de riego más regular en la época de crecimiento (primavera – verano), mientras que en el resto del año entran en su período de latencia por lo que se debe disminuir el riego.

El error mas común en estas plantas es el exceso de riego en invierno, que puede generar un estado de pudrición o que se mueran. Cuando se riega se debe evitar mojar las hojas.

Contenidos: 

RELACIONADOS

 

¿Sabías que por cada habitante en Santiago se genera más de un kilo diario de residuos y tan sólo un 10% de ellos se envía a reciclaje?

 

COMPARTE NUESTRA PÁGINA