Cómo-cultivar-cítricos-en-macetas_1

Los cítricos nos ofrecen vegetación todo el año, al ser de hoja perenne, flores con rico olor y su fruta que podemos usar para muchas recetas en la cocina. Todos queremos tener un cítrico en nuestra casa, así que si tiene suelo de mala calidad o el clima no te acompaña, puedes tener tu frutal en una maceta y solucionar estos problemas.

1. Comprenda los requisitos de luz y temperatura de los cítricos:

Los cítricos necesitan 8 horas de sol, por lo que se recomienda tenerlos en un lugar soleado y sin viento. Los árboles de cítricos también son muy sensibles a las heladas y deben protegerse o moverse dentro de un área cubierta en climas fríos

Los árboles de kumquat y mandarín son los más resistentes al frío, seguidos del pomelo y la naranja. Por otro lado, los limoneros son los más sensibles a las heladas.

Si sus temperaturas nocturnas bajan de los 0ºC, deberás mover los cítricos al interior durante el invierno para protegerlos de las heladas y proporcionar luces de crecimiento adicionales para el árbol.

2. Elija una variedad de cítricos adecuada para los contenedores:

Casi todos los cítricos se pueden cultivar en maceteros mientras se mantengan de un porte adecuado, que no supere al contenedor. Elija variedades de portainjertos enanos o variedades como el limón Meyer mejorado, la lima Bearss o el kumquat que son árboles naturalmente más pequeños y durarán más en su macetero. Los árboles enanos producen el mismo tamaño y calidad de fruta, pero producen 50-60% menos de fruta. Al comprar su árbol, tenga en cuenta que los árboles más pequeños son más fáciles de plantar y sufren menos problemas de trasplante.

3. Use un recipiente adecuado:

El macetero debe ser más grande que una maceta de vivero para que las raíces tengan espacio para crecer. Un medio barril de vino es una buena opción. Las ollas de cerámica no porosas también funcionan bien. Si vives en un área que hace frío en el invierno, considera cómo moverás la maceta, por ejemplo: una plataforma con ruedas. La maceta debe tener varios orificios de drenaje espaciados uniformemente alrededor de la circunferencia de la maceta, no solo uno en el medio, para garantizar un buen drenaje.

4. Suelo adecuado:

La Mezcla para maceteros y trasplantes Armony es liviana y proporciona un buen drenaje, se puede mezclar con Fibra de coco para obtener un sustrato nutritivo para la planta. Un suelo que es toda materia orgánica se descompondrá demasiado rápido y se compactará, reduciendo la aireación de las raíces. Para evitar esto puede agregar a su mezcla Arena de lampa que mejorará su suelo notablemente.

Evite los suelos que contienen agentes humectantes químicos: estos retienen demasiada humedad. El suelo nativo también está demasiado compactado y no dará a las raíces el aire que necesitan.

5. Plante el árbol a la profundidad correcta:

Retire la planta de la maceta del vivero y plante al nivel en que venía originalmente, con la unión del injerto (se ve una pequeña protuberancia) sobre la línea del suelo. Rellene la maceta, dejando 5 cm en la parte superior para permitir el riego. Riegue bien la maceta y agregue más tierra si se produce el asentamiento. Las raíces no deben estar visibles en la tierra. Asegúrate de dejar libre de tierra alrededor del tronco del árbol.

6. Riegue correctamente:

A las raíces de cítricos les gustan las condiciones húmedas pero no encharcadas. Las necesidades de riego de los cítricos serán diferentes cuando estén en contenedores porque las raíces se secarán más rápido.

Muchas veces la parte superior del suelo puede sentirse seca, pero en profundidad puede que sí esté mojado. Puedes asegurarte introduciendo un palo de madera, así verás si hay presencia de agua o no en las raíces.

Riegue a fondo hasta que el agua comience a salir de los agujeros de drenaje. En las épocas más calurosas del año, los contenedores se secan muy rápidamente; es posible que deba regar algunas veces a la semana. En climas más fríos, necesitará regar mucho menos.

Presta atención al follaje. Indicadores:

  • Las hojas que se marchitan, y luego de regarlas se animan, son un signo de raíces que se han dejado secar demasiado.
  • Las hojas amarillentas o rizadas que no mejoran después del riego pueden significar que están recibiendo demasiada agua, así que comience a regar con menos frecuencia.

7. Fertilización:

Los cítricos necesitan fertilizantes de forma regular. Recuerde que este árbol depende de usted para obtener sus nutrientes y agua. Sus raíces no pueden buscar otras fuentes si no suministra lo que necesita. El riego frecuente que se requiere para los cítricos en los contenedores, provoca que el fertilizante se lave más rápidamente por el suelo.

Te recomendamos aplicar Tierra con abono Armony cada 2 meses durante la etapa vegetativa (de crecimiento). Si nota que las hojas se ponen amarillas es porque debe agregar más cantidad de fertilizantes, o como se mencionó antes, exceso de riego.

8. Poda:

Se deben podar los retoños debajo de la unión del injerto. Los retoños toman energía del árbol pero no producen fruto, por lo que le restan energía. Pode las ramas muertas.

Pode en la primavera, después de que haya terminado el período de incidencia de heladas y antes de que aparezca un nuevo crecimiento. Tenga cuidado al podar, ya que la corteza expuesta puede quemarse con el sol. Es mejor no podar las ramas inferiores y si no hay necesidad, puede no podar para permitir el crecimiento natural del árbol.

*Nota basada en la publicación de Kellogg Garden Products, Tips For Growing Citrus Trees In Pots, 2020

Contenidos: 

RELACIONADOS

 

¿Sabías que por cada habitante en Santiago se genera más de un kilo diario de residuos y tan sólo un 10% de ellos se envía a reciclaje?

 

COMPARTE NUESTRA PÁGINA