Ensayo de Abud & Cia revela que el uso de biofertilizantes impacta positivamente en el calibre de los cerezos favoreciendo su precio de venta

Reimundo-Cuevas-2020

El Centro de Innovación Montefrutal (CIM) perteneciente a Cristián Abud y Compañía -empresa experta en el manejo técnico de más de 3.000 ha principalmente de cerezos y kiwis  en la región del Maule-, realizó y analizó por cuatro años consecutivos el uso de los biofertilizantes orgánicos VittaFrut, Biofert, Vitta Fulvic y Vitta Matter de la empresa Rosario Agricultura Sustentable, en un huerto de cerezos en Curicó.

Los resultados positivos saltaron a la vista. “Podemos asegurar que hay una consistencia en el desarrollo de las raíces  primarias, secundarias y sobretodo terciarias, que participan directamente en la absorción de nutrientes en el suelo, que han sido comprobadas estadísticamente, en  ocasiones como reemplazo y otras como complemento a la fertilización con química convencional”, dijo Raimundo Cuevas, Gerente Técnico de Cristián Abud y Compañía, quien participó del estudio y en la siguiente entrevista profundiza sobre los resultados obtenidos por el CIM y la experiencia de trabajo con los productos Rosario.

Acerca del ensayo 

El diseño experimental, realizado al azar, incluyó tres tratamientos (cuadro 1) y tres repeticiones donde cada unidad experimental es equivalente a la superficie que abarcan seis hileras (3.800 m2). El ensayo se realizó en el Huerto Reserva Comalle, Teno, Región del Maule. Las plantas (ojo dormido al establecimiento) corresponden a la variedad Santina sobre patrón guindo ácido a 4 x 1,75 m, con riego por goteo.

– ¿Cómo se genera la idea de realizar este ensayo de cerezos entre Abud y Rosario Agricultura Sustentable?

Comienza en el año 2015 como una inquietud de ambas empresas por validar con mayores fundamentos un paquete tecnológico que había tenido muy buenos resultados a nivel de ensayo de laboratorio y pruebas comerciales. Junto con esto, la empresa estaba buscando un sistema de manejo más integrado y sustentable que diera solución a problemáticas que nos está tocando ver cada vez más seguido, como la perdida de la fertilidad natural de los suelos, siendo más compactados, más degradados y, por lo tanto un sistema radicular más pobre y más restringido, con menor crecimiento y menor renovación.

Junto a eso, nuestro centro de innovación (CIM) se estaba recién formando, por lo tanto, contábamos con recursos y el equipo humano capacitado para poder hacer las validaciones estadísticas que dieran sustento a todos los resultados obtenidos a lo largo del tiempo. Sobre todo queríamos cuantificar el impacto sobre el suelo, raíces y biodiversidad, algo que en muy pocas partes se estaba haciendo, ya que tradicionalmente todo estaba enfocado en la parte aérea. Nosotros estábamos en la búsqueda de contar con una línea de productos que brinde solución a problemáticas que afectan lo que sucede con la raíz, que es el cerebro de la planta, donde ocurren muchos procesos que influyen de manera muy potente tanto en la parte vegetativa como productiva y es ahí donde quisimos poner un énfasis y donde nos atrajo mucho la propuesta de Rosario con este tipo de producto.

Productos Rosario utilizados en la evaluación 

Vitta Frut®: Sustrato natural desarrollado específicamente para plantaciones nuevas y replantes en huertos establecidos.

Bio Fert®: Biofertilizante 100% natural originado por un proceso de bío oxidación aeróbica de residuos orgánicos agroindustriales en condiciones controladas.

Vitta Matter®: Formulado altamente concentrado en base a ácidos húmicos y fúlvicos, enriquecido con nitrógeno, potasio, manganeso y zinc.

Vitta Fulvic®: Materia orgánica líquida de origen vegetal, rica en sustancias húmicas, principalmente ácido fúlvico, nitrógeno, potasio y oligoelementos de alto valor biológico.

– ¿Son entonces los productos Rosario  de ayuda para las plantaciones de nuevos productores?

Sí, de todas maneras. Nosotros tenemos un manejo ya bastante validado de aplicaciones entre tres a cinco kilos por planta de Vitta Frut en el hoyo de plantación, lo que en muchos casos nos ha ayudado a evitar fumigaciones e incluso reducir la fertilización química. Vemos que la carga microbiana que trae favorece mucho el desarrollo de la raíz y reestablece los equilibrios de poblaciones de microorganismos tanto benéficos como perjudiciales, recuperando la Rizosfera y así evitar que muchas plagas se salgan de control y puedan afectarlos.

– A partir de lo que observaron durante los últimos 4 años ¿cuáles son sus expectativas respecto a los productos Rosario?

Ya al cuarto año, después de iniciada la plantación en el huerto, dado el mayor desarrollo radicular y de recuperación de fertilidad de suelo y de mejoramiento de sus condiciones, esperamos que haya una diferencia tanto en la productividad como en la calidad de la fruta. Ya en el primer año de producción, a pesar de las heladas y una baja productividad de un huerto que está recién dando su primera muestra productiva, logramos tener una diferencia bastante significativa en el calibre, lo que en cerezas se traduce a un negocio totalmente distinto. Los agricultores saben la importancia de tener una cereza de mayor tamaño; significa una diferencia importante en el precio. Por lo tanto, esperamos tener ahora una producción que podría llegar al quinto año de una planta de ojo dormido de Santina sobre guindo ácido, a unas 14 toneladas por hectárea. Lograr hacer una diferencia dado al mayor suministro de agua, nutrientes y hormonas que va a llegar a las plantas tratadas con Biofertilizantes, gracias a los cuatro años de utilización de estos productos.

Figura 1. Distribución de calibres según diámetro de fruto en los distintos tratamientos evaluados.

ANÁLISIS ECONÓMICO. Ingresos en dólares por kilo de fruta de cada calibre. Fuente: Promedio últimas 5 temporadas Grupo Procer C. Abud & Compañía.

– A su juicio y como experto, y según la experiencia tras usar los productos de Rosario, ¿cree que son una alternativa de calidad para los productores?

Por el tiempo que llevamos haciendo el ensayo y por las varias hectáreas que hemos usado el producto, diría que nuestros productores y asesorados están bastante contentos con el producto. Los resultados se han podido ver de acuerdo a lo esperado, validados tanto por el estudio del CIM como por la experiencia de campo. Por ahora sabemos que es una alternativa recomendable que cumple con las expectativas.

– Actualmente ¿qué producto utilizan y  cómo lo aplican?

El paquete tecnológico que más utilizamos parte con aplicaciones de Biofert durante la etapa de receso invernal, puede variar entre cuatro a seis kilos por planta, dependiendo de la situación. Luego, durante el inicio de la temporada de riego, comenzamos con aplicaciones de Vitta Matter y Vitta Fulvic, que nos ayudan mucho a no sólo inocular con organismos benéficos, sino también a estimular el desarrollo de la raíz de manera importante. Vale decir, hay una sinergia entre la aplicación de compost y ácido fúlvico bastante interesante.

– ¿La relación  precio/calidad está acorde con el producto?

Hoy en el cultivo del cerezo es una inversión que se paga. Si logramos desde el inicio llevar el paquete tecnológico de buena manera vamos a tener una entrada en producción con más fruta y con mayor calidad, por lo menos eso es lo que me ha mostrado este caso de estudio y experiencia que hemos tenido en otros huertos. Estamos viendo que podríamos tener un mayor calibre de la fruta, y otra cosa que es muy relevante, acercarnos al 100% del potencial productivo de cada huerto y mantenerlo en el tiempo, ese es nuestro objetivo final.

Reconocimiento Corfo a la innovación

En noviembre 2016 y en el marco de la semana de Innovación y Emprendimiento, celebrada a nivel mundial, Corfo entregó un reconocimiento a trece empresarios y emprendedores destacados en este ámbito. Uno de los galardones recayó en Rosario S.A., por el proyecto “Validación de un paquete tecnológico en bionutrición basado en la utilización de bioinsumos, como manejo nutricional para el establecimiento y desarrollo inicial de un huerto de cerezos”, código 16VIP-58588, perteneciente al programa Voucher de Innovación de Corfo. El proyecto es ejecutado por el Centro de Innovación Montefrutal., como “Entidad Proveedora de Conocimiento”.

– Hoy la agricultura se enfrenta al cambio climático y a la sequía. Frente a estos temas, ¿qué beneficio cree que puede entregar el compost de Rosario?

En la actualidad nuestro principal enemigo en las plantas es el estrés, y el que hoy está tomando una relevancia importante es el de tipo abiótico. El exceso de la temperatura, granizos, sequía u otoños muy cálidos dificultan el desarrollo de los huertos, una buena calidad de fruta y producciones rentables. Nuestra compañía ha definido como pilar básico para combatir esto el concepto de “planta cómoda”, con el menor estrés posible. Para lograr esto es fundamental saber regar bien, y así tener un buen sistema radicular, vigoroso, con una rizosfera muy sana y diversa. Eso se refleja en una planta que es capaz de resistir periodos de sequía o resistir de mejor manera el exceso de temperatura, regular mejor sus estomas y de esa manera hacer frente  a situaciones de estrés. Todo esto va de la mano de un manejo de riego, nutrición, poda, bioestimulantes y fitosanitarios que trabajen en conjunto, los productos por sí solo no van a hacer todo el trabajo. Hemos visto que después de cuatro o cinco años de aplicación sucesivas de biofertilizantes logramos tener una mejor retención de humedad dentro del bulbo de mojamiento, lo cual nos permite que la humedad dure por más tiempo. Tener un bulbo más grande, sobre todo en profundidad, es un efecto muy interesante que hace que la humedad se retenga por más tiempo en los sectores más profundos del suelo, lo que también nos da tranquilidad de que vamos a tener una planta bien hidratada frente a posibles episodios de sequía.

Figura 2. Peso seco de raíces secundarias (gr) de los tratamientos al finalizar la temporada.

Humedad de suelo. Humedad de suelo (%) de los tratamientos del día 07-02-2020.

– ¿Qué opiniones ha recibido por parte de sus asociados respecto al uso del paquete tecnológico?

Hoy hay una mayor conciencia entre los productores que es necesario ir recuperando la fertilidad natural del suelo, volver a recuperar suelos degradados. Por lo tanto, cuando uno les habla de la bionutrición, hemos visto que hay mayor aceptación. Creemos que hay un escenario propicio para que este tipo de productos tenga un desarrollo y una masificación importante.

– A futuro, ¿dónde cree que se va a poner el foco en la agricultura en Chile?

Nosotros como el equipo técnico de Abud  y Compañía estamos convencidos que en el futuro el gran foco que viene en los próximos años en agricultura va a estar en las raíces. En cómo recuperamos la fertilidad natural de los suelos, cómo tenemos una rizosfera -la capa de microorganismos que interactúan entre la raíz y la solución de suelo- más sana y potente y como eso se traduce en plantas más cómodas, más preparadas para resistir plagas o enfermedades y que respondan de mejor manera a todo el manejo integral que se haga de podas y productos químicos. Nosotros estamos muy convencidos de que es ese el camino, de que la base es tener un buen riego y una buena nutrición; huertos mucho más sustentables en el tiempo y más amigable con el medio ambiente.

Contenidos: 

RELACIONADOS

 

¿Sabías que por cada habitante en Santiago se genera más de un kilo diario de residuos y tan sólo un 10% de ellos se envía a reciclaje?

 

COMPARTE NUESTRA PÁGINA